Recicla y reutiliza.

Materiales reciclados que podéis utilizar para pintar ¡sin gastaros ni un euro!

Cartones de las cajas de cereales, de pizza y cajas de galletas, recortando bien los bordes son perfectos como soporte para pintar con témperas o acrílicos. Si tenemos cinta y goma a mano, podemos hacernos una carpeta de tamaño personalizado.

Hueveras, tanto de cartón como de plástico, vienen muy bien para servir la témpera o pintura acrílica y mezclar colores. También nos sirven como paleta las bandejas de plástico de fruta o carne del supermercado. Sólo hay que lavarlas bien primero.

Envases de yogures, botes de nocilla o tarros de cristal, perfectos para contener el agua en el que limpiamos los pinceles.

Calcetines viejos, antes de tirarlos nos sirven para limpiar los pinceles.

Periódicos o revistas viejas y folletos de publicidad, nos sirven para cubrir la mesa sin ponerlo todo perdido. También son buenos para el papel maché, cortándolo en tiras y untándolos en agua con cola podemos forrar cajas de cartón, estructuras de alambre, rotuladores que ya no pintan o palos... Y una vez estén secos, podemos pintarlos a nuestro gusto con temperas o acrílicos.
Las revistas también nos sirven para hacer collages variados.